1. En lo alto de aquella montaña

yo corté una caña,

yo cone una flor

para el labrador.

Labrador ha de ser

que quiero a un labrardorcillo

que cojas las mulas y se vaya a arar

y a la meciia noche me venga a rondar,

con las castahuelas, con el almirez,

y la pandereta que retumbe bien.

 

2. En lo alto de aquella montaña

yo vi una mañana

al primer albor

lindo labrador.

Labrador ha de ser

que quiero a un labradorcillo . . .